Shinedown - Amarillys


Qué lástima que veas en ti unas taras que yo no veo, que tu preocupación sea un invento innecesario y tan fácil de erradicar como dejar que te diga lo que siento por tí, y tú no te lo crees...

En este mundo de complejos y complejidad mal llevada a la autoexigencia infeliz, vemos en el otro lo que queremos y/u odiamos para nosotros sin pararnos a pensar que no hay nadie mejor ni peor, que esto no es una clasificación, y que simplemente yo te quiero como eres.

Y si encima de todo lo cual y todo cuanto crees, resulta que no tienes ni un fallo, entonces simplemente resulta que estás perdiendo un maravilloso tiempo en buscar lo que no hay, descuidando lo que tienes y perdiendo un beneficio incalculable pudiendo explotar tus bondades como hembra, que son todas y cada una de las células de tu cuerpo y, sobre todo, esa sonrisa.

Feliz día de la mujer, aunque para mí ese tipo de letreros de almanaque solo me sirva para dedicaros una entrada hoy y seguir pensando el resto del año que sois, todas, el sexo fuerte.

Va por vosotras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lee. Escucha. Escupe.